Salud Bucodental. Como cuidar tu boca para no tener problemas.

Salud Bucodental

La definición técnica de salud bucodental se entiende como la ausencia de dolor orofacial crónico, cáncer de boca o garganta, llagas bucales, defectos congénitos como labio leporino o paladar hendido, enfermedades periodontales (de las encías), caries dental y pérdida de dientes, y otras enfermedades y trastornos que afectan a la boca y la cavidad bucal.

Sin embargo, es mucho más sencillo entender la salud bucodental como un estado de salud en el que las encías están sanas. Uno de los problemas más normales en la salud bucodental son las caries dentales y las periodontopatías. Además entre el 60 y 90% de los escolares de todo el mundo tienen alguna caries. En los casos más graves de enfermedades periodontales, pueden acarrear la perdida de los dientes.

¿Qué podemos hacer para reducir la posible aparición de enfermedades bucodentales?

Lo primero es intentar reducir la ingesta de azucares en la dieta y también mantener una dieta equilibrada. De esta forma preveniremos las caries y la pérdida prematura de dientes.

Es de sobra conocido que el tabaco es muy perjudicial para la salud. Entre sus efectos adversos entra el cáncer de la cavidad bucal, periodontopatías y la pérdida de dientes. Por ello, si reducimos el consumo o si lo dejamos disminuiríamos sus posibles consecuencias.

Otro de los puntos clave en la reducción de las enfermedades bucales es consumir frutas y verduras, ya que estas protegen contra el cáncer de la cavidad bucal.

Mantener una correcta higiene bucodental

Para mantener una adecuada higiene bucodental debemos de seguir una serie de pasos. En primer lugar es imprescindible cepillarse los dientes 3 veces al día y por lo menos durante 2 minutos. Una vez que nos hemos cepillado los dientes adecuadamente debemos pasarnos la seda o cinta dental. En caso de necesitarlos también podríamos utilizar cepillos interdentales. Por último, debemos utilizar un enjuague bucal, mínimo 1 vez al día. Recordad que los enjuagues es mejor que no tengan alcohol, ya que su uso puede ocasionar daños en el esmalte.

Esperamos que esta información os haya servido de ayuda para mantener una buena higiene dental.

 

Share this post



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.