Aprende a utilizar las muletas o baston inglés: donde llevarlo

Cómo utilizar la muleta o el bastón inglés

Muletas

Cómo utilizar la muleta o el bastón inglés

Las muletas son ayudas técnicas de apoyo de metal o de madera con una agarradera y un apoyo para el cuerpo que sirve para facilitar el desplazamiento a personas con incapacidad física. Antes de comenzar a caminar con muletas hay que tener en cuenta una serie de consejos generales:

  • Debe utilizarse calzado con suela antideslizante, cómodo y cerrado.
  • La ropa debe de permitir la libertad de movimientos y ser cómoda.
  • La norma para regular la altura de la empuñadura de los bastones es que ésta debe quedar situada aproximadamente a la altura del trocánter mayor de la cadera, esto es, la prominencia del fémur que puede palparse con la mano. Si la empuñadura estuviera más baja que el trocánter mayor, provocará que al andar se vaya inclinado hacia delante. Si estuviera más alta, habrá que flexionar los codos, con lo cual los brazos no estarán trabajando adecuadamente (deben permanecer completamente rectos durante la marcha), estando además, los hombros elevados y tensos.
  • Comprobar que las muletas tengan los extremos recubiertos con goma (contera) y que ésta, esté en un óptimo estado. Si no reemplazarlas por unas nuevas.
  • Mirar al frente y mantenerse erguido.
  • Colocar las muletas al lado de cada pie y un poco hacia delante.
  • No usar muletas si se siente mareado o somnoliento.
  • Evitar caminar  sobre superficies resbaladizas (nieve, hielo, lluvia).

1. Caminar con dos muletas sin apoyo de la pierna afectada

MuletasEn la fase inicial de una lesión es recomendable no apoyar la pierna lesionada ya que nos provocará dolo y puede agravar la lesión. En este caso vamos a utilizar las muletas para que nos ayuden a no emplear el pie lesionado.

Es recomendable utilizar en el pie de apoyo un calzado cómodo, firme y que no tenga suela baja. Esto favorecerá que el otro pie, al no llevar calzado -si va con yeso o férula-, quede algo más elevado, con lo cual, es más fácil evitar su apoyo.

Se puede regular la altura de las muletas para que queden a nivel del trocánter o tal vez un poco más alto favoreciendo que el cuerpo no se incline adelante, y evitando así, que el pie lesionado se aproxime al suelo.

2. Caminar con dos muletas con apoyo parcial de la pierna afecta

Es el caso, por ejemplo, de un esguince de tobillo o una lesión de cadera o rodilla que ya esté bastante curada y permita apoyo parcial. El uso de las muletas será para favorecer una marcha normal; es decir, ambos pies van a ir alternándose para caminar, de esta manera disminuiremos el peso cargado por la pierna afectada.

La marcha tiene que ser lo más parecida a lo normal, sin saltos, marcha a la “pata coja”, etc. Algunas personas tienen verdaderos problemas para realizar una marcha coordinada utilizando muletas. Es bueno que se dedique tiempo a practicar bien y se corrijan errores, puesto que una marcha mal realizada va a provocar dolores, molestias, sobrecargas y otras incomodidades.

3. Caminar con una sola muleta o bastón.

Para una fase avanzada de la curación cuando las dos muletas entorpecen la deambulación, pero la pierna lesionada todavía no puede soportar el peso completo del cuerpo. No se necesita que la muleta supla a la pierna, sino que ayude a la pierna lesionada a soportar el peso del cuerpo.

Un error frecuente es que a veces no se sabe en qué mano hay que usar la muleta. El lado de la muleta será el contrario de la pierna lesionada. De esta manera, se asegura que, cuando la pierna afectada esté delante, la mano del bastón también, y se repartirá el peso del cuerpo. Es la manera de realizar una marcha muy parecida a la normal sin realizar excesivo esfuerzo con la pierna todavía lesionada.

Subir y bajar escaleras utilizando muletas

Subir escaleras

Situarse cerca del escalón. Las muletas deben permanecer al mismo nivel donde estamos nosotros.
Apoyar el peso en las muletas, asegurándonos de que estén firmes.
Poner el pie sano en el peldaño superior.
Estirar la pierna sana y subir los bastones y pierna lesionada a la vez.
Al subir las escaleras primero con la pierna buena es ésta la que hace el mayor esfuerzo de doblarse y estirarse, cargando con el peso del cuerpo y empujándolo hacia arriba. Es por esto que debe ser la pierna sana la que suba primero.

Bajar escaleras

Colocar los bastones en el peldaño inferior.
Apoyar el peso en las muletas, asegurándonos de que estén firmes.
Bajar el pie lesionado en el peldaño inferior acompañado de las muletas
Bajar el pie sano.
Al bajar, ocurre lo mismo, es la pierna sana la que realiza el esfuerzo de flexión y extensión para hacer que el cuerpo descienda sin peligro al escalón inferior. Es decir, que se hace así porque es la forma de que la pierna dañada trabaje menos.

En cualquier caso los movimientos deben ser pausados, para que dé tiempo a descansar de un escalón al siguiente, pero firmes y seguros. En caso de notarse inseguro, se puede soltar una muleta y agarrarse firmemente a la barandilla, aunque probablemente  se necesitará ayuda de alguien que sujete la muleta que se ha soltado.

Uso de las sillas con muletas

  1. La silla debe ser estable,  tener brazos y respaldo.
  2. La parte trasera de las piernas debe tocar  la parte delantera de la silla.
  3. Sostener  ambas muletas con una mano, tomándolas por las empuñaduras.
  4. Sujetarse  a las muletas por un lado y al brazo de la silla por el otro para asegurar el equilibrio y la estabilidad mientras se sienta o se levanta de la silla.

Debido al esfuerzo que debe realizarse con la extremidad superior, muchas personas se quejan de molestias en las manos. Una forma de solucionarlo es utilizando guantes especiales para deportistas (ciclistas). También se pueden realizar acolchados en las empuñaduras de las muletas con esponjas o materiales blandos que amortiguan la carga.

El descanso es un factor muy importante para poder seguir un ritmo adecuado en la recuperación. Hacer los descansos que necesite sin forzar más de lo habitual.

Queremos recordarte que en la Farmacia Ruiz Golvano de Otxarkoaga en Bilbao puedes alquilar y comprar productos de ortopedia como muletas y bastones.

Share this post



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.