Celulitis, que es y que tipos hay, como tratarla y evitar su aparición

Celulitis ¿Qué es?

¿Qué es la celulitis?

Se trata de una acumulación en el tejido adiposo de ciertas partes del cuerpo, sobre todo en los glúteos. Este tejido adiposo tiene función amortiguadora y protectora de los órganos internos. Además es encargado de generar grasas para el organismo.

La celulitis no es problema de una pequeña parte de la población sino que les ocurre casi a un  98% de las mujeres. Entre los factores predisponentes para sufrir celulitis son los siguientes:

  1. Trastornos circulatorios
  2. Trastornos hormonales
  3. Predisposición genética
  4. Alimentación desequilibrada
  5. Vida sedentaria
  6. Estrés
  7. Cafeína
  8. Tabaquismo
  9. Estreñimiento
  10. Mecánicos: calzado incorrecto

El factor hormonal es el responsable de que se dé en mayor medida en mujeres que en hombres. Las hormonas responsables de la conocida piel de naranja son la progesterona y el estrógeno que favorecen tanto la acumulación de grasa como la retención de líquidos. Ambas dos están presentes de forma natural en la mujer.

Además, lo que suele pasar es que la circulación de la capa grasa se ve alterada, de tal forma que el tejido graso crece y las paredes laterales se engrosan.
Estado normal y patológico

Tipos de celulitis

Esta tiene diferentes grados de aparición:

  • I: se trata del comienzo . En este caso a simple vista no es visible y se debe apretar mucho la zona para apreciarla.
  • II: en este caso si aprietan la zona se ve fácilmente.
  • III: la celulitis la ven cuando están de pies.
  • IV: es el caso más grave e incluso puede llegar a ser doloroso. Además de la celulitis suelen padecer retención de líquidos.

Una vez que sabemos en qué consiste la celulitis ya podemos hablar de con qué la combatimos. Dos de las mayores armas que tenemos para combatir la celulitis y cualquier tipo de enfermedad es el ejercicio físico y mantener una alimentación adecuada y equilibrada.

En cuanto a la realización de ejercicio físico, es preferible realizar actividades prolongadas para que consuman la energía adiposa del organismo. Son buenos ejemplos subir o bajar escaleras, correr, zumba o GAP (Glúteos, Abdominales y Piernas).

 

Share this post



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.