Las cariese, el enemigo del niño y de no tan niños

Las caries, el enemigo del niño

¿Qué es?

La caries dental se trata de una enfermedad multifactorial, es decir que tiene un amplio abanico de factores que influyen en que se formen, si atendemos a los factores internos (es decir, los de la propia persona) se da una interacción entre dientes, saliva y la microbiota oral. Sin embargo, también entran otros factores externos como es la dieta. Además de todo esto también influye los factores genéticos, biológicos y conductuales.

Cuando se da una infección por caries es porque las bacterias empiezan a acumularse sobre la superficie del esmalte, aquí es donde empiezan a producir sus ácidos desmineralizando la superficie y rompiendo el diente. Este daño que está en la superficie, empieza a dañar la parte más interna del esmalte, desde la dentina hasta la pulpa. Si no conseguimos detener el proceso el diente puede llegar a romperse por completo. Si se elimina el tejido dañado por la bacteria y se sustituye por material sintético se puede conseguir restaurar las funciones del diente.

Esta enfermedad se trata de una de las enfermedades bucodentales más comunes en todo el mundo. Puede aparecer en cualquier persona de cualquier edad, pero suele ser más habitual en niños y en adultos jóvenes.

Origen

Entre los microorganismos que están implicados en esta enfermedad encontramos los siguientes: Streptococcus Mutans, Lactobacillus, Actinomyces y otros Streptococcus.

Causas

  • Alimentos que tienen alto contenido en azúcares o bebidas carbonatadas como pueden ser los refrescos. Estos tienen en su composición ácidos que pueden dañar los dientes.
  • Tener una mala técnica de higiene bucal o no cepillarse adecuadamente los dientes pueden ser una de las causas. El uso de una pasta dental inadecuada o no usar hilo dental también pueden ser causas. Hay que tener en cuenta que la morfología y posición del diente también pueden ser más susceptibles a sufrir caries, por lo que hay que cepillarlos de manera más concienciada
  • Una disminución del pH de la saliva puede ser un factor de riesgo para la aparición de caries
  • Cuando en la dieta incluimos carbohidratos fermentables (verduras, frutas, leche, algunas legumbres, panes,…) Esto no quiere decir que no se deban consumir estos alimentos, si no que se debe tener una correcta higiene bucodental.
  • No es recomendable dejar pasar mucho tiempo entre la ingesta y el cepillado, ya que cuanto más tiempo pasa más probabilidades hay de que los ácidos afecten al diente
  • La genética también es una posible causa
  • Algunos fármacos también pueden afectar al pH de la boca, haciendo a las personas más susceptibles de padecer caries.
Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *